Sistema ecológico y rentable

La calefacción REHAU por superficie radiante es un sistema ecológico y rentable que, gracias al bajo consumo de energía, reduce los gastos de funcionamiento y ayuda a ahorrar combustibles fósiles.

Al permitir la utilización de fuentes de energía alternativas, la calefacción REHAU por superficie radiante preserva importantes recursos y es la solución del futuro en cuanto a sistemas de climatización se refiere.

Las temperaturas de impulsión de aprox. 30º a 45ºC, en hasta 30ºC menores que en la calefacción por radiadores, preservan nuestros recursos desde dos puntos de vista.

Por una parte, las pérdidas térmicas en la caldera y en la distribución del calor son sensiblemente inferiores y por otra, además de los generadores convencionales de calor, pueden aprovecharse óptimamente las calderas de condensación.

Igualmente, las bombas de calor pueden trabajar en un rango de eficacia claramente mejor o pueden los colectores solares suministrar calor aprovechable. En las naves industriales, el calor perdido, incluso al más bajo
nivel de temperatura, puede aprovecharse para calefactar. La elevada proporción de calor radiante de aprox. un 70% permite bajar la temperatura ambiente en 1 - 2 ºC, siendo la sensación la misma. Por cada grado de reducción de la temperatura ambiente resulta un ahorro energético de hasta un 6%.

El efecto es comparable con un baño de sol en invierno en alta montaña, cuando, a pesar de temperaturas de - 10ºC, se puede disfrutar del agradable calor radiante del sol, en ropa de verano.

Otra causa del ahorro es la favorable curva térmica, que disminuye hacia el techo. Se evitan las innecesarias bolsas de calor debajo del techo. Especialmente en naves de gran altura como naves industriales o pabellones de deporte se consiguen así considerables ahorros.

Todas estas ventajas convierten la calefacción REHAU por superficie radiante en un sistema de calefacción ecológico y económico, orientado hacia el futuro

Libertad arquitectónica

La calefacción por superficie radiante de REHAU deja plena libertad arquitectónica y hace por tanto posible configurar la vivienda según los deseos de cada uno. Los muebles pueden colocarse libremente y no se pierden superficies; toda la estancia puede lucir sus particularidades arquitectónicas sin la interferencia de molestos radiadores.

Se eliminan también las peligrosas esquinas de los radiadores y con ello el riesgo de lesiones, especialmente cuando hay niños pequeños.

En la selección del recubrimiento del sueldo prácticamente no hay limitación alguna. La calefacción por suelo radiante REHAU puede instalarse bajo parquet, baldosas, moquetas, mármol y granito - todo es posible. También en las aplicaciones en naves industriales, en el forjado radiante o en pabellones de deporte, la libertad arquitectónica es de gran importancia con, en parte, una incidencia considerable en el coste de la inversión.



  • Imprimir
  • Compartir
    • Recomendar a un amigo

Toolbox