Consejos y Mantenimiento

Las ventanas están sometidas los agentes ambientales externos y a las repetidas operaciones de apertura y cierre. Gracias a la calidad y a la superficie HDF, única en su género, con un cuidado periódico mínimo, siempre tendrás tus ventanas REHAU como el primer día.

MANTENIMIENTO

¿Cómo cuidar tus ventanas? ¡Muy simple! Olvidate de barnizar, de pintar… las ventanas REHAU son para toda la vida, y no requieren de mantenimiento especial. Seguí los siguientes consejos y disfrutá de tu hogar:


 Perfiles:

- Limpiá tus ventanas con un paño suave con jabón neutro blanco

- Nunca uses productos de limpieza arenosos o abrasivos (líquidos que contengan disolventes o acetona, o limpiadores cremosos blancos)

- No uses utensilios duros (espátulas, cepillos metálicos, esponjas ásperas, etc.)



Vidrios:

- Limpiá los vidrios con agua templada clara y una buena gamuza


Herrajes:

- Al menos una vez al año, aplicá una gota de aceite de uso doméstico en las partes móviles de los herrajes, para garantizar que las ventanas se sigan abriendo y cerrando con comodidad.

VENTILACIÓN 

¿Por qué es importante ventilar con regularidad?


- Para regular la temperatura y la humedad del aire interior


- Para sustituir el aire viciado por aire fresco


- Para prevenir la formación de agua de condensación y la aparición de mohos


- Para disfrutar de un ambiente sano y de bienestar en la vivienda

 






Ventilación instantánea: Abrí simultáneamente todas las ventanas y puertas. Se formará una corriente de aire que permitirá renovar el aire en un lapso de 2 a 4 minutos. De esta manera, se ventila el ambiente de forma eficiente (sin enfriar completamente los ambientes), y por lo tanto se minimiza la pérdida de energía.

Puntos de venta cerca de tu casa