Acumulador estacional de energía geotérmica

Acumulador estacional de energía térmica

Los acumuladores de calor realizados con sondas geotérmicas acumulan durante el verano el excedente de calor en el subsuelo para su gestión durante la temporada de utilización. El calor acumulado se puede reutilizar durante el invierno. Esto permite aprovechar de forma eficiente, en consonancia con la demanda energética, el calor generado a lo largo de todo el año.

En el caso de las fuentes renovables (solar térmica, plantas de cogeneración, etc.) el momento de la producción de la energía no coincide con la demanda energética, sino que se da un desplazamiento temporal. Por esta razón están adquiriendo una gran importancia en todo el mundo los sistemas de acumulación de energía calorífica estacional. Los acumuladores de calor con sonda geotérmica aprovechan la geología, mayormente en combinación con una bomba de calor, para acumular el calor sin necesidad de realizar costosas obras. Mediante sondas geotérmicas dispuestas de forma compacta se activa el subsuelo para la acumulación del calor, que luego será aprovechado a lo largo de la temporada de utilización.