Calefacción y regulación térmica de vias de comunicación

Mantener las vías de comunicación libres de nieve y hielo por medio de calor de origen natural

En invierno existe el requerimiento especial de mantener las vías de comunicación, tales como carreteras, puentes, andenes y cambios de agujas de líneas ferroviarias, libres de nieve y hielo. Esta necesidad se puede satisfacer totalmente mediante la utilización del sistema de regulación térmica de superficies a la intemperie de REHAU, basado en fuentes de energía geotérmicas. Mediante la utilización del sistema de regulación térmica de superficies a la intemperie y las fuentes de energía renovables se alcanza una reducción significativa de las emisiones de CO2, además de prevenirse la contaminación del medio ambiente y los daños por sales de deshielo.

Ventajas en invierno:

- Reducción del riesgo de accidentes
- Aumento de la seguridad sobre superficies con riesgo de formación de hielo
- Se evitan costes y empleo de personal para esparcir la sal de deshielo y retirar la nieve
- No hay que recurrir a la utilización de sales de deshielo o su consumo se reduce notablemente
- Gracias a la regulación automatizada de las instalaciones, no es necesario que estén en todo
momento asistidas

Ventajas en verano:

- Aumento de la vida útil de las capas de rodadura
- Regeneración más rápida del subsuelo gracias a la radiación solar absorbida
- Inyección de energía de apoyo a la infraestructura existente
- Reducción de la formación de surcos en las vías
- Reducción del aquaplaning

En invierno es importante que las vías de comunicación críticas estén libres de nieve y hielo, para garantizar una seguridad máxima. Esto se consigue mediante unos colectores tubulares conectados a fuentes de energía renovables. El medio caloportador circula dentro de un sistema compuesto por un colector tubular, una bomba circuladora y sondas geotérmicas u otros sistemas geotérmicos. En invierno se transporta el calor terrestre hasta la superficie y éste mantiene las superficies a la intemperie libres de nieve y hielo. Si se necesita energía adicional, se puede utilizar una bomba de calor combinada con una fuente energética geotérmica como apoyo. En verano los colectores tubulares extraen calor de las vías de comunicación y lo transfieren al subsuelo con ayuda de las sondas geotérmicas. El calor aportado hace que la tierra contigua se caliente más rápidamente. Las superficies de tráfico se enfrían y son menos propensas a la formación de surcos y tienen una vida útil más larga.

Campos de aplicación:

- andenes
- puentes
- aparcamientos
- accesos a hospitales y edificios de bomberos

- rampas de carga
- túneles, entradas y salidas de los mismos
- zonas peatonales
- aeropuertos, áreas de almacenaje, pistas de despegue y aterrizaje
- helipuertos