Vivir como en un oasis en un octava planta de la Costa del Levante

Aislamiento térmico, acústico y estanqueidad en pleno centro de la ciudad

Este piso situado en el centro de una ciudad levantina tiene unas características específicas que se debían tener en cuenta para garantizar el éxito del proyecto de rehabilitación previsto para esta vivienda. Se trata de un piso en la octava planta de un edificio en pleno centro de la ciudad en el que todas las estancias dan a la fachada, lo que le aporta una gran luminosidad, pero al mismo tiempo, una elevada exposición a la radiación solar y al viento de la costa del Levante. El apartamento, además, tiene una amplia terraza con acceso al interior a través de grandes ventanales que dan una sensación de amplitud muy confortable.

La principal preocupación de los clientes era el aislamiento acústico, ya que el edificio está ubicado en una avenida de 4 carriles con un tráfico muy denso. Por otro lado, les preocupaba la estanqueidad al viento, estando el piso en una planta tan alta del edifico. Finalmente, el aislamiento térmico también era un requisito importante ya que la superficie de ventana sobre fachadas es superior a la de muro.

Solución para el aislamiento a medida

Para afrontar las singularidades del piso y atender a las necesidades de aislamiento en los cerramientos de los propietarios de la vivienda, se apostó con acierto con las soluciones en ventana de REHAU, de la mano del elaborador Tecnomar.

Entre las ventajas de las ventanas GENEO instaladas que convencieron al cliente frente otras opciones del mercado, se encuentran la gran capacidad de instalación del grueso de vidrio, hasta 52 mm, que permite una combinación de vidrios triples laminados acústicos, generando un valor de aislamiento elevadísimo y la resistencia del perfil con su tecnología RAU-FIPRO, que permite hojas de grandes dimensiones. Otros puntos fuertes que jugaron a su favor fueron la estanqueidad que proporciona el sistema gracias a su triple junta y la hermeticidad de la elevable, y la posibilidad de encajar el marco inferior de la versión elevable. Finalmente, la estética de las visagras ocultas y la seguridad de las manillas con llave para las habitaciones de sus hijos, acabaron de decidir como la mejor elección el sistema GENEO.

Se optó por la instalación 16 ventanas de GENEO, entre oscilobatientes y fijas, y 2 unidades de GENEO elevables, con el objetivo de proveer a la vivienda de un elevado aislamiento acústico, térmico y garantizar la estanqueidad del piso frente al viento. 

UbicaciónCosta del Levante
ProyectoPiso en el centro de una ciudad de la costa levantina
FabricanteTecnomar
ComponenteVentanas GENEO y GENEO elevables
Año2018