Cómo limpiar ventanas de PVC blanco - Los mejores trucos

¿Cómo limpiar las ventanas de PVC?

Si no sabes cómo limpiar tus ventanas de PVC para que luzcan impolutas como el primer día, te traemos los mejores trucos.

Por todos es conocido que las ventanas de un hogar están sometidas a las agresiones de un gran número de agentes externos: la polución, la lluvia, el frío, el polvo… Aunque las ventanas de PVC de calidad, como las de REHAU, son muy resistentes (no se degradan o amarillean), un depósito continuado de la contaminación atmosférica en los perfiles puede provocar la aparición de manchas y hacer que las ventanas estén visiblemente deslustradas con el paso del tiempo.

Pero antes de que te pongas manos a la obra, te adelantamos una de las ventajas más destacadas de las ventanas de PVC. Siempre y cuando estemos hablando de ventanas de PVC de alta calidad, el mantenimiento de las mismas se convierte en una tarea sencilla, rápida y poco sacrificada. Con un cuidado regular, tendrás aseguradas su conservación y funcionalidad durante años.

Utensilios para la limpieza y mantenimientos de tus ventanas de PVC

¿Qué debes saber antes de limpiar tus ventanas de PVC?

Decantarse por unas ventanas de PVC de color blanco es una opción muy extendida, pero también tenemos a nuestra disposición una amplia gama de colores y acabados foliados. Los perfiles de PVC de buena calidad (sean blancos o revestidos con color) garantizan una vida útil deslumbrante. Para que esto sea posible, solo tienes que aprender a limpiar los perfiles de las ventanas de PVC.

Olvídate del amoniaco o de otros productos de limpieza agresivos y de utensilios rígidos o ásperos. Para los perfiles de las ventanas de PVC, solo vas a necesitar un paño suave humedecido y un detergente corriente. Con ello, lograrás deshacerte de las manchas del polvo, la lluvia, etc.

En el caso de las ventanas de PVC REHAU, contamos con una emulsión limpiadora original para cada acabado que puedes adquirir en tu elaborador de ventanas REHAU más cercano. Es decir, una para perfiles blancos y otra para perfiles foliados (revestimientos de color), que garantiza una limpieza y mantenimiento profesionales. En cuanto a los cristales, lo mejor es utilizar un trapo de buena calidad empapado en agua caliente.

Otros trucos para el mantenimiento de las ventanas de PVC

Además de los agentes externos que hemos mencionado anteriormente, las ventanas de PVC están sometidas a constantes movimientos de apertura y cierre. Por ello, hay otras acciones que son necesarias para realizar un correcto mantenimiento de la ventana y que se centran en sus elementos móviles:

  • Limpiar las juntas de goma con un pincel y engrasarlas con un lápiz de silicona.
  • Engrasar los herrajes con un poco de lubricante unas dos veces al año.

Con estos dos sencillos trucos de conservación, ya sabes cómo limpiar las ventanas de PVC de manera óptima y podrás asegurar la durabilidad y el aislamiento de sus perfiles.

Si quieres lo mejor para tu hogar, sin grandes sacrificios de mantenimiento, las ventanas de PVC son la mejor elección.  

Engineering progress

Enhancing lives