¿Cómo funciona el suelo radiante?

Suelo radiante por agua: sistema ecológico y rentable

Gracias al bajo consumo de energía, las superficies radiantes REHAU, como el suelo radiante por agua, reducen los costes de funcionamiento y ayudan a ahorrar combustibles fósiles al permitir la utilización de fuentes de energía alternativas como la geotermia o la biomasa.

La calefacción y el refrescamiento por superficies radiantes REHAU preserva los recursos y ofrece una solución sostenible y eficiente para el futuro, en cuanto a sistemas de climatización se refiere.

Qué es el suelo radiante por agua

El suelo radiante por agua es un sistema de climatización eficiente que consiste en calentar o enfriar las superficies de una estancia a una temperatura que permita mantener el ambiente interior confortable. Esto se consigue con agua, previamente calentada o enfriada, y posteriormente circulada por tuberías plásticas (polietileno reticulado) que se distribuyen uniformemente embutidas en el suelo, pared o techo.

La posibilidad de aprovechar la capacidad de acumulación y distribución uniforme del calor o del frío de una pared, suelo o techo, permite trabajar con temperaturas de agua más bajas para la calefacción y más altas para el refrescamiento, optimizando la eficiencia de calderas y bombas de calor y reduciendo el consumo de energía.

Todas estas ventajas convierten a las superficies radiantes REHAU en un sistema de climatización ecológico y económico orientado hacia el futuro.