Cómo limpiar el suelo radiante

Cómo limpiar el suelo radiante

Los suelos radiantes permiten conseguir una temperatura más adecuada para una vivienda, a partir de la calefacción o refrescamiento en el pavimento. Además de mayor confort, este sistema de climatización también es energéticamente más eficiente y mejora la estética de las distintas estancias, puesto que no requiere radiadores ni ningún otro tipo de elemento adicional para la distribución del calor/frío.

Como sistema de calefacción, las pérdidas energéticas de los pisos radiantes son mucho menores cuando comparados con otros sistemas ya que el aire caliente sube y la percepción del calor es más rápida. También es un sistema ideal para aquellas personas que padecen algún tipo de alergia, porque la distribución uniforme de la temperatura y la ausencia de elementos adicionales impide acumular o revolver el polvo por las estancias. Pero, el suelo radiante tiene otra gran ventaja, relacionada con su mantenimiento.

Cómo realizar la limpieza de un circuito de suelo radiante

La limpieza del pavimento en el que se ha instalado un sistema de climatización por suelo radiante no necesita de ningún cuidado especial, es decir, debes seguir las recomendaciones generales del fabricante del piso (laminado, baldosa, piedra, etc.) para su cuidado y limpieza. La instalación de los elementos de la superficie radiante se hace de una forma segura y totalmente aislada del piso, por lo que no implica ninguna particularidad en las tareas diarias de limpieza.

¿Qué tipo de mantenimiento requiere un suelo radiante?

Es importante diferenciar el trabajo de mantenimiento del sistema de climatización radiante con las labores diarias para su limpieza. En el primer caso, los suelos radiantes solo necesitan un mantenimiento preventivo genérico, para regular los parámetros del sistema a cada temporada y así optimizar su marcha y garantizar el alto nivel de sus prestaciones en términos de funcionalidad y comodidad.

Entre otras tareas, las labores de mantenimiento preventivo y correctivo del suelo radiante incluyen revisar y limpiar las válvulas, verificar los caudalímetros, revisar el sistema de regulación de la temperatura (termostatos), etc. Es importante confiar las operaciones de limpieza y mantenimiento del suelo radiante únicamente a profesionales y empresas especializadas autorizadas, de preferencia recomendados por la marca del sistema de climatización.

Ahora que ya tienes claro cómo se limpia el suelo radiante y que su mantenimiento es casi nulo, quizás te interese recordar que la instalación de este tipo de climatización está indicada no solo en obras nuevas sino también en rehabilitaciones, por lo que es cada vez más sencillo disfrutar de todos sus beneficios.

Engineering progress

Enhancing lives