Cual es la temperatura ideal de una casa

Temperatura ideal de una casa

Una vivienda es un refugio, el lugar de descanso y relajación y, en algunos casos, también el espacio de trabajo. Un inmueble debe protegernos frente a las inclemencias meteorológicas, además de proporcionarnos el ambiente ideal para el bienestar y el buen desarrollo de las distintas actividades.

El confort ideal en una vivienda depende de muchos factores y, entre ellos, la temperatura. Cuando se trata de los grados, perpetúa siempre una discusión sobre la temperatura óptima para proporcionarnos confort sin caer en gasto energético excesivo.

Mayor confort en tu hogar con una temperatura ambiente adecuada

La temperatura de confort se sitúa entre los 18°C y los 21°C para una persona en reposo y entre los 16°C y los 18°C para una persona activa, pero varía en función de la labor que se esté realizando. En otras palabras, las condiciones térmicas ideales son el resultado de la temperatura real y el calor liberado por el cuerpo humano en el ambiente. Un individuo sentado y en reposo - que apenas libera calorías a su alrededor - necesitará de una atmósfera más caldeada para alcanzar su temperatura de confort y, por otro lado, una persona activa siempre necesitará menos grados para compensar el calor liberado al efectuar trabajos físicos. Además de la activad o inactividad, también es relevante el número de personas en presentes en una habitación, el tipo de ropa, la humedad o incluso la velocidad del aire.

Cuando hablamos de la humedad del aire, no nos referimos únicamente a la humedad que pasa del exterior al interior, sino que también aludimos a la humedad liberada en las actividades cotidianas como: cocinar, respirar, ducharse, etc. Para alcanzar la temperatura ideal en el hogar, es importante que la humedad relativa del aire esté por encima de 40% y que no supere el 60%. Además de incidir negativamente en el confort térmico en el hogar, una alta proporción de la humedad también favorece el desarrollo de patologías respiratorias, la condensación y la formación de moho.


Temperatura ideal

Dejando al margen detalles tan específicos, los expertos recomiendan adoptar dos temperaturas medias durante el año, según las dos principales estaciones. 

  • Temperatura ideal para el invierno: entre 18°C y 21°C
  • Temperatura ideal para el verano: entre 23°C y 26°C

Los especialistas insisten en la recomendación para encontrar el equilibrio perfecto entre el confort térmico y el consumo energético. Es importante recordar que el consumo energético aumenta alrededor de un 7% por cada grado que aumentamos o descendemos la temperatura.

¿Cómo conseguir la temperatura ideal en casa?

Además de contar con un sistema de climatización eficiente - que distribuya la temperatura de forma homogénea por todo el hogar y preferiblemente con la utilización de fuentes de energía renovables - también es fundamental revisar los cerramientos de la vivienda. Los sistemas de climatización con regulación incorporados también son una buena solución para la correcta gestión de la temperatura. En algunos casos, estos dispositivos pueden ser controlados incluso a la distancia, a través de cualquier aparato conectado a internet (smartphone, portátil, PC o tablet).

Las puertas y ventanas son los puntos más débiles de una edificación en cuanto a pérdidas de energía se refiere, por lo que unos cerramientos de calidad, con un buen aislamiento térmico, logran reducir la pérdida de energía hasta en un 76%. La estanqueidad de las juntas también juega un papel fundamental a la hora de proteger el hogar frente a las corrientes de aire y la humedad, lo que favorece el mantenimiento de la temperatura ideal dentro de casa y reduce considerablemente los costes en climatización.


Engineering progress

Enhancing lives