Cómo aislar una casa del frío - Consejos prácticos

Cómo aislar una casa del frío

Mantener una correcta temperatura en el hogar depende de muchos factores: el porcentaje de humedad, la temperatura de la calefacción, el número de personas en una estancia, entre otros. Sin embargo, el aislamiento es uno de los elementos de gran influencia en el confort térmico que - en muchas ocasiones - no recibe la atención necesaria.

Además de mejorar el confort en el hogar, el aislamiento de una vivienda es uno de los factores más importantes en la obtención de la certificación energética. Y es que, tan importante como caldear el hogar, es garantizar que el calor no se pierda y que el frío del exterior no se cuele al interior. Por ello, si no quieres “tirar el dinero por la ventana” y disfrutar de una vivienda agradable, lo más recomendable es revisar los puntos de pérdida de energía.

¿Quieres ahorrar en calefacción?

¿Por dónde se pierde el calor de una vivienda?

Principales puntos de pérdida de calor de una vivienda

¿Subes al máximo la calefacción y aun así sigues teniendo frío? Lo más probable es que tu vivienda colabore a la pérdida de energía. Estos son principales puntos por donde se escapa el calor de una casa:

Ventanas: Una vivienda puede llegar a perder hasta un 47% del calor a través de las ventanas. No en vano, los especialistas hacen hincapié en la importancia de contar con unas ventanas eficientes, fabricadas en materiales de calidad - como el PVC - sin rotura de puente térmico y aislantes. Una excelente opción son las ventanas de PVC de REHAU.

Techos: También son un importante punto de pérdida de energía de una vivienda, llegando a alcanzar hasta el 11%. Para evitarlo, se recomienda el aislamiento de esta estructura con materiales de calidad o la utilización de soluciones más sencillas y económicas, como las pinturas reflectantes, que no absorben el calor.

Paredes: A través de las paredes se puede llegar a perder hasta un 18% de energía. Si no quieres que el calor se vaya de tu casa, invierte en soluciones para reforzar la capacidad de esta estructura.

Suelos: Hasta un 9% del calor de nuestro hogar puede marcharse a través del piso. Para evitarlo, se recomienda la instalación de sistemas de climatización eficientes - como el suelo radiante - o la utilización de pavimentos que contienen materiales aislantes en su composición, como los derivados de la madera.

Sistemas de climatización: Al no contar con las medidas necesarias para mantener el calor en casa, los sistemas de climatización pueden representar una pérdida de alrededor del 15%.

Pasos para aislar una casa del frío

  • Ventanas: Para reducir las pérdidas de energía, aumentar el bienestar, el valor de la vivienda y cuidar el medio ambiente, es fundamental contar con ventanas que ofrezcan un alto nivel de aislamiento térmico. El PVC, por ejemplo, impide la formación de puentes térmicos ya que es un material aislante por sí solo, que no conduce ni el calor ni el frío. Además de ayudar a mantener la temperatura ideal en el hogar, unos cerramientos de calidad también aíslan la vivienda de los ruidos exteriores.
  • Instala buenas persianas: Las persianas ayudan a aislar la casa y evitar la pérdida de energía a través de los cristales. Existen opciones de persianas que incorporan materiales aislantes y que pueden ser una excelente opción en la lucha contra la pérdida energética.
  • Cortinas más pesadas: Si no puedes invertir en unas buenas persianas, puedes probar a 'vestir' las ventanas con cortinas fabricadas en tejidos más gruesos para mantener el calor en la vivienda. Eso sí, debes recordar ventilar la casa correctamente durante el día y de no impedir la entrada de la luz natural.
  • Calefacción: Apuesta por un sistema de climatización que garantice una distribución homogénea del calor en todas las estancias y que, preferiblemente, pueda ser regulada de forma automática para mantener una temperatura equilibrada. Los sistemas de climatización por suelo radiante, además de calentar la casa sin derrochar energía, también disminuyen la pérdida de calor a través del suelo o de los techos y paredes (con los sistemas de techos y paredes radiantes).
  • Utiliza alfombras: Unas buenas alfombras pueden ser una solución rápida y económica para mantener una buena temperatura en el hogar, si no tienes pensado rehabilitar tu hogar e instalar un sistema de climatización por suelo radiante.

Cómo mantener la casa caliente: consejos extra

  • Mantenimiento del sistema de climatización, para garantizar su perfecto funcionamiento.
  • Cerrar habitaciones que no se usan para evitar que el calor se disperse por el hogar de manera innecesaria.
  • Ventilar la casa para prevenir las humedades por condensación. Aunque parezca contradictorio, ventilar la casa correctamente es una de las claves para mantener una buena temperatura en el hogar y un ambiente saludable.
  • Utilizar una vestimenta adecuada para la estación para hacerle frente a las bajas temperaturas.
  •  Aprovechar el calor del sol y deja que el calor entre a través de las ventanas y demás aperturas de la casa.

Además de colaborar al confort y a la calidad de vida, aislar una casa del frío garantiza un importante ahorro energético. Solo para ejemplificar, el cambio de unas ventanas antiguas por unas eficientes puede representar un ahorro energético de hasta 76% .

Conoce las ventanas GENEO

En cuanto a la calefacción, el uso de sistemas de climatización por suelo radiante - combinados con fuentes de energía renovables como la geotermia - asegura un ahorro de energía de hasta un 75% frente a la calefacción eléctrica y de entre 32 y 60%, frente a la calefacción por gas natural.

Engineering progress

Enhancing lives